22/9/17

Dinastía Ming

La antigua ciudad de Yongtai se localiza a 25 kms. del condado de Jingtai, provincia de Gansu, noroeste de China. La ciudad de Tortuga de Yongtai obtuvo su nombre debido la figura de tortuga del castillo. Se remonta la Dinastía Ming (1368-1644) preservada como una reliquia cultural a nivel nacional.

La dinastía Mongol de China fue destronada en 1.368. El fundador de la nueva dinastía adoptó el título de Ming Hong Hu (Emperador marcial Ming), la dinastía Ming duró hasta 1.644. Fue una época de grandeza en la historia china. Los chinos extendieron su dominio a Mongolia y Asia central. Reforzaron la Gran Muralla e hicieron las paces con las tribus nómadas del norte.

Los emperadores de la dinastía Ming tenían un gobierno eficaz que funcionaba por medio de una burocracia compuesta por oficiales escogidos con el sistema de examen para el servicio civil. También instituyeron un sistema escolar nacional. Se producían más artículos manufacturados en talleres y fábricas. Se introdujeron nuevos cultivos que incrementaron la producción alimenticia.
Los gobernantes de la dinastía Ming también completaron el Gran Canal, con lo que fue posible embarcar semillas y otros artículos del sur al norte de China.

Ming Hong Wu murió en 1.398. Su hijo Yong Le se convirtió en emperador e inició la construcción de la ciudad imperial en Beijing en 1.406. En 1.421 trasladó la capital de Nanjing a Beijing. Durante casi 500 años la ciudad imperial fue el hogar de los emperadores chinos. Hoy se conoce como la Ciudad Prohibida.
Yong Le también construyó grandes monumentos, reforzó la Muralla China, restauró el dominio chino sobre Vietnam y envió barcos al Océano Índico, que navegaron hasta la costa este de África. Estos viajes fueron encabezados por el oficial de la corte Zheng He. Los barcos regresaron con artículos desconocidos en China e información sobre el mundo exterior. Los viajes también trajeron enormes ventajas. Muchos conservadores de la burocracia se sintieron contrariados, porque sostenían la opinión de que las actividades comerciales carecían de valor. Cuando murió Yong Le se suspendieron los viajes y nunca se repitieron.

En 1.514 llegó una flota portuguesa a las costas chinas. Fue el primer contacto directo entre el Imperio Chino y Europa desde los días de Marco Polo. Al principio, los portugueses tuvieron poco impacto en la sociedad china. El emperador los consideraba bárbaros. El comercio entre Europa y China continuó siendo escaso, pero ocurrió un intercambio de ideas y culturas. Misioneros cristianos viajaron a China en los barcos mercantes y quedaron impresionados con muchos aspectos de la civilización china, como las enseñanzas de Confucio, la imprenta y la facilitad de obtener libros y la arquitectura. Los funcionarios chinos se maravillaron con inventos europeos que llevaron los misioneros, como relojes y anteojos.

A finales del siglo XVI una sucesión de gobernantes débiles trajo un periodo de corrupción gubernamental. Los impuestos elevados produjeron inquietud entre los campesinos. La producción de alimentos disminuyó a causa del mal tiempo. Entre 1.630 y 1.640 una epidemia grave mató a muchas personas. El sufrimiento que produjo incitó una revuelta de campesinos encabezada por Li Zicheng.
En 1.644 Li y sus fuerzas ocuparon Beijing. El último emperador Ming se colgó de un árbol en los jardines del palacio.

La época de la dinastía Tang a la Ming fue un periodo destacado para la literatura china. El invento de la imprenta durante la dinastía Ming difundió la literatura y la hizo popular.
La dinastía Tang se considera la mayor época de la poesía china. Al menos 48.000 poemas fueron escritos por 2.200 autores. Li Po y Duo Fu fueron dos de los más populares poetas del periodo Tang. La poesía de Li Po se ocupa de la naturaleza. Duo Fu era un confuciano serio. Muchos de sus poemas abordan la injusticia social y los apremios de los pobres.

Durante las dinastías Song y Mongol (Yuan), la pintura paisajista llegó a su punto más elevado. El taoísmo influyó en los artistas chinos. Iban a las montañas a pintar y a buscar en la naturaleza el Tao, o camino. Los artistas chinos trataban de revelar las formas ocultas del paisaje. Por ejemplo, más que trazar una montaña realista, trataban de representar la idea de “montaña”. El taoísmo también influyó en la manera de retratar a las personas. Los artistas chinos las pintaban como figuras diminutas, porque eran vistas como insignificantes en medio de la naturaleza. La cerámica también fue una forma artística importante en China. Los artesanos de la dinastía Tang perfeccionaron la fabricación de porcelana. La porcelana es una cerámica hecha de arcilla fina cocida a temperaturas muy elevadas. Quizás la más famosa de todas las artes chinas de la era Ming sea la porcelana blanquiazul, los europeos la admiraban y la compraban en grandes cantidades.

El Pabellón Jiaxiu se encuentra en la ciudad de Guiyang, provincia de Guizhou, sobre el río Nanming. Su origen data de la dinastía Ming, en el año 1.598. Tiene 29 metros de alto y es considerada el símbolo representativo de la capital.
 

15/9/17

Dinastía Yuan (Imperio Mongol)


Los mongoles eran nómadas y estaban organizados en clanes que luego fueron unificados por Temujin. En 1.206 fue elegido Gengis Khan, que se dedicó a conquistar otras tierras.
Los ejércitos mongoles llegaron a este y oeste. Algunos llegaron a Europa central y crearon el imperio más grande de la historia. Al morir Gengis Khan en 1.227, sus hijos dividieron el imperio en territorios separados llamados janatos, cada uno gobernado por uno de ellos. En 1.231 los mongoles atacaron Persia. En 1.258 derrotaron a los abasidas en Bagdad.
En la década de 1.260 atacaron la dinastía Song. En China conocieron la pólvora y el arpón de fuego. A finales del siglo XIII el arpón de fuego evolucionó hacia la pistola y el cañón.

En 1.279, uno de los nietos de Gengis Khan terminó la conquista de China. Su nombre era Kublai Khan y estableció la nueva dinastía Yuan. Gobernó China hasta su muerte en 1.294. Estableció su capital en Khanbaliq, en el noroeste de China. La ciudad se conoció más tarde como Beijing. La dinastía Yuan (o Mongol) continuó la expansión del imperio.
Los mongoles invadieron Vietnam, Java y Sumatra, y conquistaron Vietnam, pues las otras campañas fracasaron. Las tácticas de los mongoles no eran eficaces en regiones tropicales y abruptas.
Los mongoles tuvieron más éxito en el gobierno de China. Se adaptaron al sistema político y aprovecharon a los burócratas chinos. Pero formaban una clase aparte con sus propias leyes y desempeñaban los puestos superiores de la burocracia. Muchos chinos llegaron a respetar la estabilidad y prosperidad que llevaron los mongoles al país. En particular era próspera la capital Khanbaliq.
Los visitantes extranjeros quedaban impresionados con su esplendor. Uno de estos visitantes fue Marco Polo, que vivió en Khanbaliq durante los tiempos de Kublai Khan.

La dinastía Mongol comenzó a tener problemas. Los gobernantes gastaban demasiado dinero en conquistas en el exterior. También había problemas de inestabilidad interior y corrupción en los tribunales. En 1.368 un campesino llamado Zhu Yuanzhang reunió un ejército, acabó con la dinastía Mongol y fundó una nueva, la dinastía Ming.

Religión y gobierno.
Para la época de los mongoles la religión china había cambiado. En el siglo I d.C. mercaderes y misioneros llevaron de la India el budismo. Cuando se derrumbó la dinastía Han se popularizaron el budismo y el taoísmo. Los
primeros gobernantes Tang apoyaron los monasterios budistas. Los budistas eran consejeros en la corte. Con el tiempo, se perdió interés en el budismo. Era criticado por ser una religión extranjera. Además, los monasterios budistas habían adquirido miles de acres de tierra y siervos. Al final de la dinastía Tang, el estado ya no apoyaba al budismo. El gobierno destruyó muchos templos y monasterios budistas.

El gobierno entonces respaldó al confucianismo, pero era diferente del confucianismo de la dinastía Han. El neoconfucianismo, como se llama, surgió en respuesta al budismo y el taoísmo. Enseñaba que el mundo es real, no una ilusión, y que la realización personal viene de participar en el mundo, no de apartarse.
Los neoconfucianos dividían el mundo en material y espiritual. Aunque los seres humanos vivían en el mundo material, los neoconfucianos creían también que estaban ligados al Último Supremo. Creían que el objetivo de los seres humanos debía ser superar el mundo material para llegar a la unión con el Último Supremo.

Continuará...

9/9/17

Dinastías Sui, Tang y Song.

Después de la dinastía Han, durante 300 años hubo en China caos y guerra civil, entonces en 581, la dinastía Sui se apoderó del país. La dinastía Sui duró hasta 618, pero logró reunificar a China.

Sui Yangdi, el segundo emperador de la dinastía, terminó el Gran Canal que unía los dos grandes ríos de China, el Huang He (río Amarillo) y el Yangtze o Chang Jiang (río Azul) conocido como el río Largo. Así se facilitó el embarque de arroz del sur al norte. Sin embargo, Sui Yangdi fue un gobernante cruel. Construyó el canal con trabajos forzados. También exigía impuestos elevados, mientras que él vivía de forma extravagante. Estos factores, así como los fracasos militares, desembocaron en una rebelión. Sui Yangdi fue asesinado y su dinastía terminó.

A continuación apareció la dinastía Tang, que duró desde el año 618 al 907.
Los primeros gobernantes Tang fueron reformadores. Restauraron el examen del servicio civil y entregaron tierra a los campesinos. También pacificaron el noroeste de China y extendieron su control al Tibet, la región al norte del Himalaya. Los gobernantes Tang establecieron también relaciones comerciales y diplomáticas con el sureste de Asia.
Con todo, la dinastía Tang tenía problemas. Había luchas por el control y corrupción gubernamental. Los uighur fueron llamados para combatir por la dinastía Tang, eran un grupo tribal de pueblos de lengua turca, pero en lugar de defenderla, expulsaron al gobernante Tang en 907.

Así comenzó el Periodo de las Cinco Dinastías (de 907 a 960): Tang final (turca), Chin final (turca), Han final (turca) y Chou final.

En el 960 la dinastía Song subió al poder y se extendió hasta el año 1.279
Durante la dinastía Song, China fue próspera y hubo muchas realizaciones culturales.
También había problemas, especialmente por los vecinos del norte. Debido a esto, los gobernantes Song tuvieron que mudar la capital de Changan a Hangzhou, que se encuentra más al sur. Los gobernantes Song nunca pudieron sobreponerse al cambio en el norte. En unos años, los mongoles se volvieron en contra de los pueblos nómadas del desierto del Gobi y controlaron toda China. Derrocaron a los Song y crearon una nueva dinastía mongola.

Durante las dinastías Sui, Tang y Song surgió un sistema político fundado en principios creados durante las dinastías Qin y Han. El gobierno era una monarquía con una burocracia grande. El imperio se dividía en provincias, distritos y villas. El gobierno se asentaba en principios del confucianismo.
El comercio y la manufactura aumentaron notablemente, pero la economía se basaba todavía en la agricultura. Las reformas de las dinastías Tang y Song pusieron más tierras en manos de los campesinos pobres. Estas reformas y las mejoras en las técnicas agrícolas produjeron una abundancia de alimentos. Los adelantos tecnológicos crearon nuevos productos.

Durante la dinastía Tang los chinos comenzaron a fundir acero con el que fabricaban espadas y hoces. También se introdujo el algodón, lo que trajo nuevos estilos de ropa.
También en la dinastía Tang se inventó la pólvora, con la que se hacían explosivos, y un lanzallamas denominado arpón de fuego. El comercio revivió, después de haber menguado con la caída de la dinastía Han y el Imperio Romano.
Se renovó la Ruta de la Seda y prosperó el comercio entre China y el sureste de Asia. También se incrementó el comercio con las regiones cercanas a China.
Los chinos exportaban té, seda y porcelana a los países que estaban al sur del Mar de China. A cambio, importaban maderas exóticas, piedras preciosas y diversos productos tropicales.

Para los habitantes de las ricas ciudades chinas, la vida durante las dinastías Tang y Song era muy placentera. Había nuevas formas de entretenimiento, como los juegos de cartas y ajedrez. Durante el siglo VIII se inventó la impresión en bloque, que permitió a las personas comunicarse de maneras nuevas. Pero casi toda la gente vivía en aldeas y se dedicaba a la agricultura.
También ocurrían cambios en el campo. Antes, había una enorme brecha entre los terratenientes ricos y los campesinos pobres; entonces se dio una mezcla compleja de terratenientes, campesinos libres, aparceros y trabajadores sin tierra.
Apareció una nueva clase, la nobleza ilustrada, que sustituyó a la vieja aristocracia rural. Controlaba buena parte del campo y de sus filas salió la mayoría de los servidores civiles. Se convirtió en la élite política y económica de la sociedad china.
En esa época el estado de las mujeres era inferior. Se quería menos a las niñas que a los niños. Cuando ocurrían hambrunas, a veces, si no había suficiente comida para toda la familia, mataban a las niñas pequeñas. Los padres tenían que entregar una dote al marido de su hija cuando se casaba. Con frecuencia, las familias pobres vendían sus hijas a los aldeanos ricos.

Continuará...

27/8/17

Dinastía Han


Liu Bang fundó la dinastía Han en 202 a.C., era un campesino que se hizo famoso por su título, Han Gaozu “Exaltado Emperador de Han”. La dinastía Han (202 a.C.-220 d.C) fue una de las más grandes y largas de la historia china.
Han Gaozu suprimió las políticas de mano dura de la dinastía Qin. La filosofía del nuevo gobierno se asentaba en los principios de Confucio, pero la dinastía Han no cambió todos los sistemas de gobierno, sino que conservó las tres divisiones del gobierno central y también el sistema de provincias y condados. Lo más importante es que conservó el sistema de elegir a los funcionarios por sus méritos más que por su nacimiento. La dinastía Han introdujo el examen para el servicio civil y fundó una escuela para capacitar a los funcionarios. Los estudiantes debían aprender historia china, leyes y las enseñanzas de Confucio. Durante esta época los escritos de Confucio se convirtieron en un conjunto de obras clásicas. Estos textos se convirtieron en lectura obligatoria para generaciones de escolares chinos.

Durante la dinastía Han, la población creció rapidamente a más de sesenta millones de habitantes. Los emperadores Han, especialmente Han Wudi, expandieron el Imperio Chino. Anexaron las regiones sureñas, más allá del Chang Jiang. Parte de lo que hoy es el norte de Vietnam se incorporó al imperio. Los ejércitos Han marcharon al oeste, en Asia central, y extendieron a esas regiones las fronteras chinas. También hicieron retroceder al norte a los xiongnu.

Cuando Han Wudi murió en 87 a.C., China experimentó casi 150 años de paz. El periodo Han fue una época de prosperidad, pero los campesinos sufrían porque los obligaban a prestar servicio militar o labores de campo hasta un mes por año. Al final, la creciente población redujo el tamaño promedio de la parcela agrícola a aproximadamente un acre por persona, que apenas bastaba para sobrevivir. Muchos campesinos pobres se vieron forzados a vender sus tierras y convertirse en arrendatarios. Los aristócratas volvían a controlar la tierra.
Se hicieron adelantos tecnológicos, durante la era Han hubo progresos en la manufactura de textiles, molinos de agua para moler granos y fundición de hierro. La fundición de hierro llevó al invento del acero. También se inventó el papel, lo mismo que el timón y los aparejos de proa a popa. Esto trajo una expansión importante del comercio, que se hacía con países tan lejanos como la India y los del Mediterráneo.

Con el tiempo, el Imperio Han comenzó a descomponerse, los gobernantes se debilitaron y los aristócratas obligaron a más campesinos a volverse arrendatarios. Para 170 d.C. las revueltas campesinas y las guerras produjeron la caída de la dinastía Han. En 190 d.C. ejércitos rebeldes saquearon la capital Han, Luoyang. En 220 d.C. un general tomó el control pero no pudo conservar el poder. China se hundió de nuevo en la guerra civil y ocurrieron nuevas invasiones de los pueblos del norte. No surgiría otra gran dinastía en cuatro siglos.
Continuará...

23/8/17

Dinastía Qin

Aproximadamente entre 400 y 200 a.C. hubo guerras civiles en China. Estados poderosos se combatían unos a otros e ignoraban a los reyes Chou. El estado Qin venció paulatinamente a los demás estados. En 221 a.C. el gobernante Qin inició una nueva dinastía (221-206 a.C.).

El nombre de este gobernante era Qin Shihuangdi, que significa “el primer emperador Qin”. La dinastía Qin realizó muchos cambios en la política china. El legalismo fue adoptado como filosofía del gobierno en el poder. Cualquiera que se opusiera al nuevo régimen era castigado o ejecutado. La dinastía Qin era un estado centralizado, la burocracia central estaba dividida en tres partes: la división civil, la división militar y la censoría. La censoría tenía inspectores (censores) que supervisaban a los funcionarios gubernamentales para cerciorarse de que hicieran su trabajo. Debajo del gobierno central había dos niveles de administración: provincias y condados. Los oficiales de estos niveles no heredaban sus puestos, sino que eran nombrados por el emperador. La censoría vigilaba estrechamente a los oficiales y rendía cuentas al emperador. Si los oficiales eran declarados culpables de actuar mal, los ejecutaban.
Qin Shihuangdi unificó el mundo chino. Creó un solo sistema monetario y construyó una red de caminos por todo el imperio. Sus ejércitos avanzaron al sur y extendieron la frontera de China a las márgenes del río Yuan, o río Rojo, en lo que hoy es Vietnam. Su principal preocupación estaba en el norte.
En la zona al sur del Gobi vivía un pueblo que los chinos llamaban Xiongnu, eran nómadas y combatían a lomo de caballo. Los xiongnu se convirtieron en una amenaza para las comunidades chinas cercanas a la frontera norte. Los chinos empezaron a levantar muros para contenerlos. Qin Shihuangdi aumentó estos muros, unió los que ya había para crear “la muralla de los diez mil li (un li mide aproximadamente un tercio de milla). En la actualidad se conoce como la Gran Muralla China. Pero la muralla que hoy vemos fue construida 1.500 años después. Casi todos los muros de Qin Shihuangdi fueron construidos de piedra suelta y arena y desaparecieron hace mucho. Qin Shihuangdi murió en 210 a.C. y su dinastía fue derrocada cuatro años más tarde. A la caída de la dinastía Qin se inició un periodo de guerra civil y fue seguido por una nueva dinastía.

El descubrimiento más notable del periodo Qin fue en 1.974, se encontraron cámaras subterráneas aproximadamente a una milla al este del túmulo del primer emperador Qin. Contenían un gran ejército de terracota (arcilla endurecida). Los arqueólogos creen que es una recreación de la guardia imperial de Qin Shihuangdi y tenía por objeto acompañar al emperador al otro mundo. Hay más de seis mil figuras solo en la primera cámara, junto con caballos, carros y siete mil armas de bronce. Las figuras de terracota son ligeramente más grandes que el tamaño natural. El detalle de los uniformes es realista y las cabezas fueron modeladas una por una para expresar los diversos tipos étnicos del ejército.
Continuará...
 

15/8/17

Filosofía China

El Confucianismo es un sistema de ideas concebido por Confucio, al que los chinos llaman Primer Maestro. Confucio nació en 551 a.C., vivió una época de caos en China. Entregó un conjunto de ideas sobre como restaurar el orden de la sociedad. Su interés en la filosofía era ético y político, no espiritual. Se preocupaba por la conducta.

De acuerdo con Confucio, la clave de la conducta apropiada era conducirse según el Tao “camino”.
El deber y la humanidad eran elementos importantes del Tao. El concepto de deber significaba que todas las personas tenían que subordinar sus intereses a las necesidades generales de la familia y la comunidad. Este concepto de deber se expresa a menudo como una “ética del trabajo”. Si toda persona se esfuerza por cumplir su deber, la sociedad prospera. El concepto de humanidad consiste en un sentimiento de compasión y empatía por los demás. Confucio enseñaba a “no hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros”. Creía que el gobierno no debía limitarse a las personas de cuna noble, sino que debía estar abierto a todos los hombres. Sus ideas no repercutieron durante su vida, pero después de su muerte, en 479 a.C., su mensaje se difundió por toda China, hasta ahora, casi todo alumno chino estudia sus enseñanzas.

El Taoísmo era un sistema de ideas basado en las enseñanzas de Lao-tse.
De acuerdo con la tradición, Lao-tse, el Viejo Maestro, vivió en la época de Confucio. Los estudiosos no saben si Lao-tse realmente existió, pero las ideas que se le asocian se hicieron populares en los siglos V y IV a.C. Las principales ideas del taoísmo están contenidas en el Tao Te King (“El camino del tao”). Como el confucianismo, el taoísmo no se interesa por el significado del universo, sino por las formas adecuadas de conducta. Sin embargo, sus ideas sobre el comportamiento de las personas difieren de las ideas de Confucio. Los taoístas creían que la verdadera manera de seguir la voluntad del cielo no era la acción, sino la inacción. La mejor manera de actuar en armonía con el universo era actuar espontáneamente y dejar que la naturaleza siguiera su curso sin interferir con ella.

La tercera filosofía que se popularizó en China fue el Legalismo.

Los legalistas creían que los seres humanos son malos por naturaleza. Sólo era posible encauzarlos por la vía correcta mediante leyes y castigos severos. Los legalistas creían que hacía falta un gobernante fuerte para establecer una sociedad ordenada. El gobernante no necesitaba tener compasión por las necesidades de la gente. El miedo de un castigo duro haría que la gente sirviera a los intereses del gobernante. Esto mantendría el orden y la estabilidad en la sociedad.
 

13/8/17

Dinastía Chou (Zhou)


Con el tiempo, el gobernador del estado de Chou se rebeló contra el último regidor de la dinastía Shang y estableció una nueva dinastía. La dinastía Chou duró casi nueve siglos (1.045 a 256 a.C.). Fue la más prolongada de la historia china. Conservó el sistema político de los gobernantes Shang.

Al frente del gobierno estaba el rey Chou, como en la dinastía Shang, había dividido el reino en territorios gobernados por los funcionarios que nombraba que eran aristócratas. El rey estaba a cargo de la defensa y controlaba grandes ejércitos. Los reyes Chou también realizaron algunos cambios.
La dinastía Chou afirmaba que gobernaba China porque tenía el mandato del cielo. Se creía que el cielo mantenía el orden del mundo a través del rey Chou. El cielo elegía al rey por su talento y virtud. Se esperaba que imperara de acuerdo con el “Camino” apropiado, llamado Tao. Era su deber complacer a los dioses para proteger al pueblo de malas cosechas o desastres. Si fallaba, podía ser destronado, lo que le dio al pueblo el “derecho de la revolución”. El rey como tal no era una divinidad y podía ser remplazado.

El mandato del cielo llevó a un esquema de ciclos dinásticos. Desde el comienzo de la historia china hasta 1.912 d.C., China fue gobernada por una serie de dinastías. Cada una decía que gobernaba por mandato del cielo. Establecía su poder, conseguía gobernar muchos años y comenzaba a declinar. Rebeliones o invasiones originaban su caída, tomaba el control otra dinastía y se repetía el ciclo. La dinastía Chou siguió este ciclo de ascenso, ocaso y caída. Algunos territorios del reino Chou se convirtieron en estados poderosos que desafiaron al gobernante Chou.

En 403 a.C. estalló una guerra civil que inició la etapa de la historia china llamada “periodo de los estados guerreros”. Para esta época había cambiado el arte de la guerra. Se usaban armas de hierro. Aparecieron por primera vez los soldados de a pie (la infantería) y a caballo (la caballería). La caballería estaba armada con ballestas, un invento chino del siglo VII a.C. En 221 a.C. uno de los estados guerreros, el estado de Qin, tomó el control y creó una nueva dinastía.

Durante la dinastía Chou, los campesinos trabajaban las tierras de los señores (los aristócratas), pero también tenían tierras propias. Artesanos y mercaderes vivían en poblaciones amuralladas. Los mercaderes no eran libres, sino que se consideraban propiedad de los señores. También había una clase de esclavos. El comercio consistía principalmente en el intercambio de artículos de uso cotidiano. Con el tiempo se expandió y abarcó productos de lugares lejanos, como sal, hierro, tela y artículos de lujo. Uno de los bienes más importantes que comerciaba China era la seda.

Para el siglo VI a.C. estaba muy difundido el riego. Grandes proyectos hidráulicos controlaban el flujo de los ríos y repartían el agua uniformemente en los campos. El uso del hierro trajo la fabricación de arados de ese metal, lo que abrió al cultivo tierras que no se habían dedicado a la agricultura. Gracias a estos avances agrícolas, la población de China llegó a 50 millones de personas en la dinastía Chou.
Hacia el final de la dinastía Chou surgieron en China tres importantes escuelas de pensamiento o filosofías. Los filósofos chinos estaban preocupados por el mundo en el que vivía la gente y en cómo crear un orden en él.

Continuará...
 

7/8/17

Dinastías Xia y Shang

La civilización china comenzó hace más de 4.000 años con la dinastía Xia (2.205 a 1.766 a.C.), reconocida como la más antigua de la historia china, forma parte de las Tres Dinastías Antiguas o dinastías hereditarias junto con la dinastía Shang y Chou (Zhou). Se sabe poco de esta dinastía, y fue sustituida por la Shang, que duró aproximadamente de 1.750 a 1.122 a.C.

Comienza así la sucesión hereditaria y por tanto, las dinastías con el Gran Yü (Si Wen Ming). La sucesión se daba de padre a hijo y reinaron un total de 17 reyes de “mandato celeste” durante un total de 417 años. Se sabe que Bu Jiang abandonó el trono y se lo dejó a su hermano, y dicen que Kong Jia sirvió a demonios y duendes, fue inmoral y había adorado a Shang-ti, el dios supremo de los Shang. Se deduce que por lo menos durante un tiempo, ambas dinastías fueron contemporáneas y que la Xia se unió a la Shang.
El núcleo de la cultura se dio en el río Amarillo (Huang He) y su capital estaba ubicada en la desembocadura, hoy conocida como Henan. Se sabe por estudios arqueológicos que hacían alfarería decorada con líneas y que se encontraban en la Edad de Bronce, a pesar de la temprana edad, sabían fundirlo y usar moldes, perfeccionando la técnica en la dinastía Shang.
La cultura era agraria, tenían una ganadería desarrollada y se trataba de una sociedad con clases definidas.

El río Huang He (río Amarillo) tiene más de 2.900 millas, se extiende desde Mongolia al Océano Pacífico. El río Yangtze o Chang Jiang (río Azul o río Largo) es el tercero más largo del mundo, tiene más de 3.400 millas, fluye a través de China central y desemboca en el Mar Amarillo. En la Antigüedad, los valles de estos ríos fueron una de las zonas de mayor producción de alimentos. Pero no todo el territorio de China es fértil, solo un 10 por ciento del territorio total se presta para la agricultura, buena parte del resto consta de montañas y desiertos. Las montañas y desiertos han cumplido una función importante en la historia china, fueron barreras que separaron a los chinos de otros pueblos asiáticos. En las regiones creadas por las montañas y los desiertos se encontraban pueblos de origen mongol, indoeuropeo y turco. Con frecuencia había conflictos entre estos grupos y los chinos.

La dinastía Shang fue una sociedad agrícola. La gobernaba una aristocracia cuyo mayor interés era la guerra. Una aristocracia cuya riqueza se basa en la tierra y el poder se pasa de una generación a otra. Había grandes ciudades en la China de Shang. Esas ciudades tenían muros enormes, palacios y tumbas reales grandes. El rey Shang gobernaba desde la ciudad capital de Anyang, su reino se dividía en territorios a cargo de señores militares. El rey escogía estos señores y podía retirarlos. El rey controlaba grandes ejércitos, que muchas veces combatían en las fronteras del reino.
Los gobernantes Shang pensaban que podían comunicarse con los dioses para que los ayudaran en sus asuntos. Los sacerdotes escribían las preguntas en huesos para recibir las contestaciones de los dioses. Estos huesos se llamaban huesos oraculares. Los sacerdotes golpeaban los huesos con varas metálicas calentadas, de modo que los huesos se rompían. A continuación, los sacerdotes interpretaban las grietas como respuestas de los dioses.
Los chinos estaban convencidos de que había una vida después de la muerte. Sacrificaban seres humanos para ganarse el favor de los dioses y dar compañeros al rey y su familia en su viaje al otro mundo. De esta creencia en la vida futura procedía su idea de la veneración de los antepasados (el llamado “culto a los ancestros”). Los chinos creían que los espíritus de sus antepasados traían el bien o el mal a los familiares vivos; por eso era importante tratarlos bien.

El rey y su familia estaban en la cúspide de la sociedad Shang. Los ayudaban las familias aristócratas. Los aristócratas emprendían la guerra y también eran los principales terratenientes. La mayoría del pueblo se formaba por campesinos que cultivaban la tierra de los aristócratas. La sociedad Shang incluía también un número pequeño de mercaderes y artesanos. La dinastía Shang se conoce por su dominio del arte de fundir el bronce. Han sobrevivido miles de objetos de bronce de este periodo, se encuentran entre las creaciones más admiradas del arte chino.

La familia era la unidad económica y social básica de China. Los chinos creían en la noción de la piedad filial. El adjetivo filial se refiere a los hijos y las hijas. La piedad filial es el deber de los integrantes de la familia de subordinar sus necesidades y deseos a los del hombre jefe de la familia. Cada integrante tenía su lugar. Las personas tenían que colaborar para trabajar la tierra. Los hijos eran importantes porque trabajaban la tierra de jóvenes. Más tarde, se esperaba que se ocuparan del trabajo manual en las tierras de la familia y que se encargaran de sus padres cuando envejecieran. Los hombres eran importantes porque trabajaban en los campos y proveían alimento a su familia. También eran guerreros, eruditos y funcionarios gubernamentales. Las mujeres criaban a los hijos y trabajaban en el hogar.

Quizás la aportación más importante de la antigua China fue un lenguaje escrito. En la época de la dinastía Shang, los chinos habían ideado una escritura simple que es antecesora del complicado lenguaje escrito que usan los chinos de hoy. Era básicamente de forma pictográfica e ideográfica. Los pictogramas son imágenes simbólicas, llamadas caracteres, que forman una imagen del objeto que representan. Los ideogramas son caracteres que combinan dos o más pictogramas para representar una idea.
Continuará...

30/7/17

Arqueología China (V)


China es un país plurinacional y la investigación arqueológica puede desarrollar un papel muy importante en el estudio de estas nacionalidades y su desarrollo histórico. En lo que respecta a la formación del mundo Han los datos arqueológicos muestran que estas gentes se desarrollaron en un territorio ocupado durante el neolítico por culturas muy distintas puesto que las diferencias entre la cuenca alta y baja del río Amarillo, en lo que respecta a sus establecimientos neolíticos, son muy marcadas y así se refleja en las antiguas leyendas históricas.
Las primeras fuentes escritas dicen que en el momento en que los Han de la llanura central empezaron a unirse con los Yi de la cuenca baja del río Amarillo eran aún distintos de las culturas Pa, Shuh, Ch'u, Wu y Yueh del valle del Yangtze y estas diferencias aparecen también en los materiales de estas culturas.
A través de los 800 años de la dinastía Chou estas nacionalidades del grupo lingüístico Han en el valle del Yangtze perdieron sus características pasando a formar parte integral del grupo Han-nacional ya no diferenciado de los otros. Con el advenimiento de la dinastía Han el desarrollo del grupo Han, o nacionalidad, se extendió hasta el extremo de absorber otros como el Min o Yueh meridional y si bien ello se comprueba con materiales arqueológicos por el momento éstos no permiten reconocer las fases de este proceso. Aún hoy existen en China minorías nacionales que no han conseguido identificarse con el grupo Han aunque forman parte de la comunidad actual. Las fuentes escritas sobre estos grupos y su formación son, generalmente, fragmentarias e insuficientes y deben completarse con los datos arqueológicos.

Ya se ha observado la variedad cultural que ofrece el neolítico sínico. Respecto a la Edad de Bronce se observa que lo dicho para el grupo Han puede ser válido para otras dinastías. Los restos de la Edad del Bronce descubiertos en la zona de Kirin-Ch'ang-Ch'un pueden corresponder a las tribus Su Shen de la dinastía Chou.
En Mongolia Interior y en la provincia de Lisoning se han descubierto tumbas pertenecientes al Han occidental, con puñales de bronce y que han provocado muchas discusiones respecto a su atribución. Algunos las atribuyen a los hunos, otros a las tribus Hu orientales pero gracias a las inscripciones funerarias pueden identificarse algunas tumbas, como las del reino de Kao Ku Li en Kirin y Lisosing, la tumba de la princesa Chen Hui del reino de Po Mai de la dinastía T'anf o las tumbas de la dinastía Liso (916-1125 d.C.), de las tribus Ch'i Tan del NE de China y de Mongolia Interior y las tumbas Wei Septentrional excavadas en Mongolia Interior pertenecen a las tribus Hsien Pei.
Entre los restos del grupo mongol de la dinastía Yuen puede citarse la ciudad de Shang Tu o Ta Wing Ch'eng que fue el centro espiritual de la dinastía Liso y aún pueden añadirse otros restos hallados en Mongolia Interior que pertenecen a la dinastía Yuan. Así en Sinkieng aw han reconocido varias ciudades antiguas y excavado otras como las de Ho Tien, Kucha, Y Chih, o Karashahr, y Turfan que han ofrecido materiales comprendidos entre las dinastías Han y T'sang.
En la localidad de Chao Hu, en el norte de Sinkiang, se han excavado algunas tumbas de túmulo que parecen pertenecer a las tribus turcas T'u Chueh de la edad media. Las excavaciones en la provincia de Ch'ing Hei han permitido reconocer restos que deben atribuirse a las tribus Ch'ing Hei han permitido reconocer restos que deben atribuirse, al parecer, a las tribus Ch'inng de las dinastías Chou y Han y que, posteriormente, se incorporaron en parte al grupo Tibetano.
Desde 1.959 se han realizado varios trabajos de exploración en el Tibet. Una serie de hallazgos de Chai Shan, Yumnnan, muestran vestidos y tocados semejantes a los que debieron llamar las "tribus Tien" y que es sabido eran un conjunto de diferentes grupos nacionales. Algunas pueden haber sido las tribus Sui, K'un Ming y Mi Ho citadas en los Shin Chi o, "Documentos Históricos" escritos por Seuma Chien (145-86 d.C.), el más importante de los historiadores chinos.
Algunos restos atribuibles al reino de Nan Chao (649-902 d.C.) y de Ta Li (937-1253 d.C.) han sido excavadas en la provincia de Yunnan.
Al grupo Chuang se atribuyen hoy las pinturas rupestres en los abrigos de Mus Shan y otras localidades de la provincia de Kwangsi y parecen corresponder a la época de las dinastías Tang o Sung. Las más importantes, debido a su cromatismo y abundantes hallazgos, son las descubiertas en Shih Chsi Shan y ofrecen una viva descripción de una sociedad que era prácticamente desconocida.

Fuentes: